1.     Color: Si se trata de una habitación para niños: colores intensos como el rojo, verde, azul…son alegres y acogedores. En ocasiones, ocurre que en pocos años cambiamos la decoración de la habitación porque los pequeños ya no lo son tanto y no sabemos que hacer con nuestro mueble, una idea fantástica y por un precio muy económico es la aplicación de un vinilo acorde con el estilo del resto de la estancia y que pueda retirarse en cualquier momento. Tenemos a nuestra disposición cómodas y cajoneras con un diseño que nos permite situarlas tanto en el salón como en otras estancias de la casa por lo que esta opción es básica si te gusta cambiar la decoración de tu hogar con frecuencia.
  2.     Material: Predomina la madera de roble o de Paulownia, esta última es conocida por ser muy resistente y ligera, lo que la convierte en idónea para la fabricación de este tipo de muebles, dejando el metal para otros componentes como las guías, tiradores o soportes.Si nuestro estilo de habitación es más moderno también tenemos la opción de instalar una cajonera de plástico, actualmente disponemos en el mercado de una gama de diseños y acabados espectaculares.
  3.     Espacio: Salvo que tengas poco espacio disponible (En este caso lo mejor es la compra de un Sinfonier como los que puedes encontrar aquí debajo) o simplemente no necesitas guardar cosas de gran volumen, lo más práctico es la compra de una cómoda amplia.
  4.     Montaje: Si no eres un aficionado al bricolaje o simplemente prefieres contar con ese plus de comodidad, te recomendamos que compres el mueble ya montado y listo para ser utilizado.

  5.   Diseño: La variedad donde poder elegir dentro de cada estilo con los modelos existentes y la posibilidad de personalización es prácticamente infinita, asi que te lo ponemos muy fácil, igual que en el resto de las estancias, elige siempre respetando el estilo de la habitación.